En 2009 tomé la decisión de dar un cambio drástico a mi vida y empezar a hacer lo que pensaba que era lo correcto, aunque hasta en mi casa me tacharon de muchas cosas por empezar mi aventura con Tremendo Viaje.

Hace unos meses me vi en una tesitura similar entre tantas charlas de emprendeduría y mucha conversación 2.0 sobre hacer cosas nuevas y diferentes. Y después de dar un par de tumbos por el mundo, me di cuenta de que se podrían hacer cosas de manera diferente para promocionar la isla tal y como la siento, aunque alguno nos respondíó a esto con una mera onomatopeya cuando le fuimos a plantear esta idea…

Me di cuenta que la unión hace la fuerza y por eso convencí a mi amigo Eduardo Duque en meternos en esta locura llamada LaPalmaMola.com . Tal vez no tengamos los recursos que tienen los de siempre, pero creemos que tenemos otras cosas como la frescura, la pasión, las ganas de hacer las cosas bien, ser nativos digitales o no ser unos burócratas.

Los que nos conocen saben todo lo que sentimos por nuestra isla y de momento solo les pedimos que nos ayuden a difundirla en las redes sociales o en la calle. Aunque, claro, también aceptamos cortados, cañas y/o “lo que surja”.

Y cómo sabemos que tú también crees que La Palma Mola… ¿Nos acompañas?

Si quieres, puedes ver nuestros tres primeros posts:

Comer en Casa Asterio

Dónde aparcar tu coche en los Indianos

Guía de supervivencia en el día de los Indianos

PD: Gracias a Métriz Canarias por apoyarnos en la parte técnica con este proyecto como ya hicieron en 2009 con Tremendo Viaje.